jueves, 16 de marzo de 2017

Sobre "Silencio" de Scorsese





Me encuentro en esta película el silencio, el gesto mudo y la negación del sentido enfrentados a la proliferación del exceso de significante y significado religioso. Dejar hablar en el silencio, escuchar en la negación; eso y no otra cosa tal vez sea el secreto de la religación. En la imposible traducción del mensaje cristiano (o lo que es lo mismo, de la visión de mundo o mundo de sentido de Occidente) al mundo nipón acaece el sincretismo. La cosmovisión japonesa sólo puede aprehender las categorías religiosas y ontológicas de Occidente desde su vivencia histórica y epocal, condición ésta que niega la universalidad del mensaje cristiano. El Cristo nipón no es el Cristo evangelizado de la tradición judeo-cristiana es, tal vez, el Sol, que perece todas las noches y nace todos los días. Un elemento telúrico de la tradición Zen y los mitos japoneses. Esos jóvenes jesuitas pretendiendo ser Cristo, vivir la vida y sufrimiento de Cristo, para dejar una impronta en Japón tan indeleble que termine por cristianizarse por completo, no hacen más que remedar un origen imposible de repetir y, mucho menos, traducir a un mundo de sentido, tan ajeno al cristianismo, como el de la espiritualidad japonesa. Están con ello saturando el sentido de lo religioso en un una narración mil veces contada e interpretada en todo el occidente cristiano, es por ello que este nuevo territorio exige de una nueva narración del sacrificio… la del silencio. En la negación de la estructura óntica del cristianismo, de los ropajes, de los salmos, de la liturgia, del libro se encuentra, junto con el Zen, el fundamento ontológico de la religación: atender al plus, el prius de realidad, la profundidad de plano más allá de lo meramente presente de aquello que, al no poder presentarse, no puede ser conceptuado en la palabra. En el silencio se retrae el exceso de mito, de sentido, de palabra, de ente… de manera que sólo en el gesto mudo y la negación (incluso del uno mismo) puede mostrarse el ser (religioso).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.